Vibra el cosmos

octubre 20, 2022 |

Extractos de una conferencia de Siri Singh Sahib, Yogi Bhajan, dada en Oakland Community College, Farmington, Michigan, 24/3/72.

Esta noche tocaré un solo tema: la infinidad de la mente humana en relación con su actividad.

Supongamos que practicas Sat Nam y tienes satya, la energía básica para relacionarte con ese Infinito, entonces bajo cualquier circunstancia y bajo cualquier impacto en tu subconsciente, la corriente de sonido de Sat Nam debería ser automática en ti.

Si puedes levantarte a las 3:00 am y sientes que eres parte del Cosmos y el Cosmos es parte de ti, entonces te apoyas en el efecto vibratorio de tu auto-creatividad como individuo en mente finita para relacionarte con la mente infinita. Y sientes esas vibraciones en ti. Como una unidad de luz, sientes el rayo de luz a tu alrededor. Entonces, en términos de energía, no te debilitarás; tu mente será muy aguda. Llegarás a la etapa de conocer lo desconocido.

Nosotros afectamos al Universo total y el Universo total nos afecta a nosotros; por lo tanto, hay que sentir que todo el Universo en forma creativa está con nosotros, al que llamamos Dios, porque somos creaturas creadas. Mientras seas una criatura creada en este planeta, mientras el aliento de vida tenga un vínculo contigo, eres parte de la belleza de todo el Universo y todo el Universo es parte de ti, y esto tiene que ser entendido.

Lo desconocido conocido está contigo: conociéndote, lo desconocido que respira en ti. Muchos de ustedes no lo creen conscientemente pero inconscientemente respiran, y la respiración es un eslabón de vida. Básicamente, el hombre tiene que liberarse. El alma es libre. No puede estar sujeto a nada más que a través del Creador, el Cosmos, la conciencia, lo llamas Dios, el principio generador, el principio organizador y el principio destructor.

Si en meditación, podemos sentarnos y sentir que estamos vibrando una señal hacia el Infinito y recibiendo de vuelta el contacto, si lo haces constantemente durante quince minutos, sentirás lo hermoso, lo ligero, lo agradable que eres. 

¿Qué me mantiene en marcha? Esa es una pregunta simple. Si puedo calmarme, tirarme hacia abajo en la medida de la corriente de sonido de Wahe Guru, siento que soy parte del éxtasis del Universo y el Universo es parte de mí. Y si puedes apoyarte en ese sonido, este sonido de dicha y alegría, un beej mantra; o puedes sentir en ti el satya, y puedes relacionarte con el sonido de Sat Nam—Nam significa sustantivo, identidad, tu identidad, tu identidad es una parte de la totalidad; entonces puedes recargarte a ti mismo en ese sistema vibratorio superior y puede mantenerte en marcha.

En una respiración cuando inhalas, dices Sat Nam: en mí está la existencia de la verdad. Y exhalas y dices Wahe Guru: estoy en éxtasis de esa grandeza. Haces funcionar tu mente con el ciclo de esa respiración. No lleva mucho tiempo comprender que estás en la etapa del éxtasis y que te has reconstruido a ti mismo. Y así puedes capturar tu mente y subconsciente en la personalidad pura del loto. Tendrás una fragancia en ti. Así como en la rosa hay una fragancia, en tu cuerpo humano habrá una belleza que será sentida en un efecto vibratorio por todas las personas.

Y si detrás hay verdad, satya, conducirá al estado de actividad en el que puedes afectar la conciencia del prójimo hacia el Creador, el Cosmos, el gurú infinito de todos los gurús, el Dios de Dios, el Creador, el arquitecto, el diseñador de este ser, el ser del ser al cual llamamos karta purakh.

Tu vida tiene que moverse; los altibajos siempre vendrán y te seguirán. Las nubes significan sol mañana y sol significa nubes hoy. Nadie puede garantizar que no vas a tener una vida de olas. La vida es una ola, es una vibración; el aliento entra, sale, así es como se vive. La vida tiene que pasar por las nubes para disfrutar del sol. tiene que estar soleado para tener nubes.

Si conoces la sabiduría y la experimentas en ti, entonces se convierte en tu conocimiento, gian, y es ese gian el que puede dominar tu mente. Tienes que conocer este conocimiento técnico de alguna parte. ¿Para qué? Para relacionarse con su propia estabilidad mental. Así que depende del hombre mismo, cuánto puede vibrar y reunificar su mente en la forma de su propio éxtasis.

Es compartir este conocimiento lo que es importante. Cuanta más conciencia tengan las personas, más brillantes serán y más satisfacciones tendrán, porque sentirán que son parte del Infinito; que no están limitados. Tu miseria comienza cuando te sientes limitado, “Oh Dios, ¿qué puedo hacer? Estoy atascado.” Nunca estás atascado. Quién te dice que estás atascado. Trabaja tu mente en ese momento. La mente es una parte del Infinito en ti y sin mente eres inútil. Tienes alma, tienes cuerpo y si tu mente está apagada, estás mentalmente enfermo. Tu potencialidad mental es siempre Infinito, por eso le llaman cebolla a la mente: vas arrancando capa tras capa, después de algunas no viene nada.

La mente tiene que ser controlada por la voluntad, la voluntad de tu yo superior. Y solo puedes realizar el ser superior si alcanzas el estado de “¡Guau!”, que eres parte del Infinito; no estás limitado.

Puedes perder la vigilancia de tu conciencia superior y eso crea un karma pesado. La secuencia conducirá a las consecuencias, la causa conducirá al efecto, y puedes atrapar tu propia belleza en la existencia en la vida mediante tu propia existencia irreflexiva.

Un hombre tiene que equilibrarse con su propio efecto vibratorio mental en relación con su existencia en este planeta. El Infinito es parte de ti. Y esta sintonización total de la mente se puede lograr apoyándose en el sagrado naam, esa corriente de sonido que puedes volver a abrir en tu mente mientras te lleva al Infinito.

Puedes sentarte y con toda tu energía puedes estar en la mente a la parte del Infinito y saborear en ti el sonido, el Shabad, Wahe Guru, y puedes salir diciendo Wahe Guru, Wahe Guru. Has visto esa existencia más allá del límite de lo físico. Cuando lo conocido experimenta la luz del Infinito – lo desconocido, lo conocido y lo desconocido se vuelven uno. Entonces la luz se convierte en la luz del Universo y el Universo comienza a mostrar el resplandor y este estado de conciencia pertenece a todos.

Es por eso que Guru Nanak dijo: “Quien lo hace, lo obtiene”.

Es el hacer lo que te atrapa. Quieres comprarlo; no va a funcionar. Compre los conocimientos técnicos, pero hazlo tú mismo. Es muy imprescindible y ayer ya pasó. Es ahora cuando debes empezar, para que mañana sea hermoso y pleno.

©The Teachings of Yogi Bhajan

Traducido por: 

Joti Tara Kaur

Your experience is important!

Share your wisdom with others like you. Leave your comment below

Deja una respuesta